Resección Transuretral de Próstata

La resección transuretral de la próstata es una cirugía utilizada para tratar problemas urinarios debido a un agrandamiento de la próstata.

Se inserta un instrumento visual y quirúrgico combinado (resectoscopio) a través de la punta del pene y dentro del tubo que transporta la orina desde la vejiga (uretra). La próstata rodea la uretra. Usando el resectoscopio, el médico elimina el exceso de tejido prostático que bloquea el flujo de orina.

La resección transuretral de la próstata generalmente se considera una opción para hombres con problemas urinarios moderados a severos que no han respondido a la medicación. Tradicionalmente, la resección transuretral de la próstata se ha considerado el tratamiento más efectivo para una próstata agrandada.

Sin embargo, una serie de otros procedimientos mínimamente invasivos se están volviendo más efectivos, debido a las mejores técnicas y herramientas quirúrgicas. Estos procedimientos mínimamente invasivos generalmente causan menos complicaciones y tienen un período de recuperación más rápido contra la cirugía abierta. El riesgo de sangrado generalmente es mayor con el método tradicional, por lo que podría no ser la mejor opción para ciertos hombres que toman medicamentos anticoagulantes.